Vive, sueña y sonríe.

Me he sentado a escribir, y no sé por donde empezar, pero quiero hablar hoy del ego, de la seguridad en uno mismo, el creerse que es más fuerte de lo que cree. Porque para mí, eso es el ego, no es el creerte mejor que nadie ni creer que estás por encima de los demás, no, simplemente, es creer en ti, en llenar tu cabeza de pensamientos positivos como que tú puedes, no esperar nada de los demás, simplemente, quererte mejorar a ti mismo, querer llegar a ser alguien, quererte, amarte.

Sé que en esta vida hay muchos pensamientos negativos, muchas personas ‘tóxicas’ que te dicen “tú no puedes”, “no vales nada”; situaciones que te llevan al extremo, que hacen que tus fuerzas se quiebren, que desistas en el intento.

Yo le digo a todas esas personas que ahora mismo están mal, que sienten que no forman parte de nada, que dependen de los demás, que ¡sí se puede! Que todos somos personas únicas y que nunca habrá una copia de nosotros mismos. Porque somos únicos, y si el de al lado pudo ¿por qué tú no? Puedes conseguir todo aquello que te propongas, soñar en grande y hacer realidad tus sueños. Vive, sueña y sonríe. Porque eres único, porque tú sí eres parte de esta gran familia llamada VIDA, porque te dirán mil veces que no, pero un día recibirás ese sí, recibirás todo lo que te mereces, si crees en ti, si te amas por encima de todo, si eres definitivamente, TÚ.

La cara oculta..

Hay formas de decir las cosas y formas de simplemente, no decirlas.

Hay personas que tienen el don de saber mentir, y por lo tanto, cualquier cosa que dicen hasta te la crees. Luego están las personas que no dicen una mentira pero tampoco una verdad. Y las hay, aunque quedan muy pocas que dicen la verdad ante todo.

Las personas tenemos dos caras o eso han dicho siempre, y no lo crees hasta que te topas con la realidad en las narices.

Siempre he sido una defensora de la verdad, siempre he creído que aunque una verdad duela siempre será mejor que una mentira, que al principio la mentira puede no doler pero con el tiempo duele más que una verdad a tiempo. Hay personas que te dicen que seas sincera con ellas pero, cuando le cuentas realmente lo que piensas, se mosquean. Y digo yo, ¿por qué? ¿No es mejor contarte esa verdad ahora que decirte una mentira y que dentro de un tiempo te enteres de lo que realmente pensaba o sentía?

Quizás sea por la sociedad que nos rodea o que las personas son proclives a mentir, sea como sea, siempre preferiré una persona que venga con la verdad por delante, que una persona que me mienta y no me deje ver su cara oculta, la cara oculta de la verdad.

Encontrar otro corazón..

Las estrellas se apagaron en cuanto el sol apareció,
llenando de luz la habitación.

Las luces se apagaron,
dejando paso al nuevo día.

No sirvieron los reproches,
el odio no volvió.

La pasión dejó paso al trabajo,
y el trabajo dejó paso a la separación.

Los sentimientos encontrados se vaciaron,
y encontraron un hueco en otro corazón.

Mejor, contigo..

Y sintió una mano recorriendo su mejilla, y se preguntó, ¿cómo es posible que quieras estar conmigo? Nunca antes había sentido lo mismo, creyó que era un sueño pero, ¿lo era? Se quedó quieta, casi sin respirar, tranquilamente se fue dando la vuelta y…lo vio, ahí estaba él, con su respiración pausada, tranquila; con los ojos cerrados y una pequeña sonrisa en su boca, ¿qué estaría soñando? Siguió mirándolo detenidamente, se detuvo en esa sonrisa que presagiaba felicidad, y se repitió que no era un sueño, que era realidad, una realidad inimaginable, una realidad que le daba paz, tranquilidad…