Afortunados..

Hay personas, y me incluyo, que muchas veces no nos damos cuenta de lo afortunadas que podemos llegar a ser.
Tenemos todo lo que puede llegar a tener una persona en su vida; comida, salud, amigos, familia, un físico aceptable..Todo lo que tenemos ahora es porque de una forma u otra, nos ha tocado. La vida es una lotería y tenemos que dar gracias todos los días por lo afortunados que somos.
¿Cuántas veces no hemos visto a una persona que le falte una mano o un pie? ¿Cuántas veces no hemos visto a personas que padecen una enfermedad que puede llegar a matarla?
Debemos valorar lo que nos ha tocado, valorar el modo de vida que tenemos y que otras personas les gustaría tener..Si nos ha tocado vivir tan cómodamente..¿Por qué nos seguimos quejando?
Hay que reflexionar en que hay personas en este mundo que viven muchísimo peor que nosotros, y sin embargo, siguen luchando día a día, sin quejas, y aceptando lo que les depara la vida, y lo mejor de todo, con una sonrisa. No tenemos razón para quejarnos de la vida que nos ha tocado, somos muy afortunados.

 

“Y no siempre es mejor lo bueno, ni lo malo lo peor”

Anuncios

Dirección..

Es tan difícil escoger un camino, tomar una decisión, cambiar de dirección…Son tantos factores los que influyen que hacen difícil nuestra elección. ¿Cuántas veces no nos hemos parado en seco ante de escoger un camino? ¿Cuántas veces no nos hemos equivocado al tomar una decisión? ¿Y cuándo no nos equivocamos?
Es difícil vivir, si, pero más difícil es decidir en si seguir hacia delante como hasta ahora o cambiar. El miedo es un factor clave, que siempre está ahí y te hace preguntarte ¿y si me equivoco? ¿Y si meto la pata? Por eso existe el riesgo, un riesgo que estaremos dispuesto a enfrentarlo o no.
Tenemos mucho miedo al cambio, pero tenemos que pensar que si no cambiamos nunca avanzaremos, nunca lograremos nada. Por ello decide si quieres seguir a la sombra o salir a la luz.

 

“La vida es un continuo reto que tenemos que ganar una y otra vez”

 

Ley de vida..

Cuando menos te esperas que todo puede cambiar, va y cambia. Sin previo aviso, sin advertencia, sin ninguna palabra, sin ninguna situación. La vida está en constante ir y venir, por desgracia hay personas que desaparecen de nuestra vida pero siempre está la esperanza de que muchas otras llegarán, también sin darte cuenta, verás tantos cambios en tu vida, que es cuando te das cuenta lo rápido que pasa el tiempo y que no todo es para siempre.
Intento vivir cada segundo, cada minuto, como si fuera el último, quizás así es la única forma de no perderte entre tantos cambios, quizás así sea la única forma de vivir, así que tendremos que vivir así para no perdernos detalle alguno. Me alegro mucho de todas esas personas que llegan a mi vida, pero me entristece el que otras muchas se vayan…Ley de vida, supongo..

 

“La vida es un constante ir y venir, nunca se detiene, por nada ni por nadie”

Mirar atrás, ¿está prohibido?

¿Cuántas veces hemos dicho que sin el pasado el presente no sería igual? Pienso que todo lo que somos ahora mismo ha sido por haber tenido un pasado, un pasado que a muchas personas nos ha hecho madurar y crecer como persona, y a otras personas simplemente no les ha supuesto mayor cambio. 
Muchas veces me digo de no mirar hacia atrás, que está prohibido..pero, ¿qué seríamos sin todo eso que nos ha pasado? Sinceramente, hay cosas por las que volvería a pasar porque sé que a pesar de haberme dolido en su momento, me han hecho más fuerte y me han hecho mejor persona; quizás el tiempo todo lo cura o eso dicen..sé que hay cosas que por mucho que pasen los años siempre las recordarás y las tendrás presentes. Pero a pesar de eso, hay que seguir hacia delante, seguir y vivir el presente que es lo que el día de mañana pasará a ser parte de nuestro pasado. 

 

“El pasado te enseña, el presente se vive y el futuro te da esperanzas”

 

 

 

Confiar en ti mismo..

Cuando nacemos, comenzamos a vivir en un mundo nuevo para nosotros, al principio vamos aprendiendo lo que nuestras familias nos enseñan, la siguiente etapa es el colegio, cuando vamos conociendo a otras personas diferentes a nuestra familia aprendemos lo que nos enseñan distinto a lo dado hasta ahora, cosas nuevas que vamos conociendo poco a poco, aprendemos a relacionarnos con personas que no tienen ningún parentesco con nosotros. Cuando llega la etapa de la adolescencia, la peor de todas porque notamos un cambio en nosotros mismos tanto físicamente como interiormente, comenzamos a tropezarnos, y vemos que hasta ahora el camino ha sido llano, pero ahora cambia bruscamente, empezamos a cometer errores, a probar cosas que nunca antes habíamos hecho y por lo tanto nos creemos los dueños de todo y creemos que ya nos pueden tratar como adultos porque nos creemos adultos. Sin embargo, cuando pasamos esa etapa y maduramos vemos que eso de ser adulto es mucho peor que lo que pensábamos…Comenzamos a tener problemas y tener que solucionarlos solos, a tener más responsabilidades, a buscar un trabajo o seguir estudiando para formarnos, a tomar decisiones importantes…Y te das cuenta, que casi siempre estás sólo, que esa vida que pensabas de libertad y diversión no es como siempre soñaste, y ves con tristeza que las ilusiones se desvanecen, que las ganas y las fuerzas se van y que la mayoría de esas personas que veías en tu futuro ya no están, pero, ¿por qué seguimos adelante? ¿Qué es lo que nos hace ilusionarnos una y otra vez? ¿En creer que algo cambiará pronto? Pues sinceramente, no lo sé, pero está claro que puede ser por la madurez a la hora de afrontar las situaciones, las personas que llegan a tu vida y que cambian esa tristeza en alegrías o quizás, en la esperanza de que éste es sólo un bache y que vendrán tiempos mejores…¡Quién sabe por qué! pero está claro que si no nos rendimos y seguimos dando pasitos hacia adelante, habremos conseguido crecer como persona y habremos llegado lejos, y por eso, simplemente por eso, tenemos que estar orgullosos de uno mismo, aunque nadie más lo valore pero que nosotros, en nuestro interior, valoramos. 

 

“Confíar en nosotros mismos, esa es la clave para seguir adelante”